No dejaba de chorrearle leche recién ordeñada de su panocha luego de que me pasara todo San Valentín taladrándola hasta dejarla bien preñadita.
Descargar Vídeo
61.953 visitas
| REPORTAR
1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (5 votes, average: 3,80 out of 5)
Cargando…
No dejaba de chorrearle leche recién ordeñada de su panocha luego de que me pasara todo San Valentín taladrándola hasta dejarla bien preñadita.

Como el trabajo y los niños nos absorben todo el tiempo y ya le estaban saliendo telarañas en la panocha a mi doña por la falta de uso, le dije a mi vieja que mi regalo de 14 de febrero iba a ser un día completito solos para que le desempolvara ese chochito sabroso a puras metidas salvajes de verga. Así que desde tempranito llevamos a los niños con mis suegros y de ahí nos fuimos directitos al hotel que reservé. Mi vieja estaba tan caliente, con tantas ganas de sentir mi fierrote destrozándole la panocha, que comenzó a masturbarme la verga en el coche de camino para allá y, apenas entramos al cuarto, la vieja se bajó a darme una tremenda mamada hasta dejármela bien brillosa y lista para iniciar nuestro día del amor y… el sexo.

Ver comentarios

Comentarios

  • ramon says:

    Q rica tu doña pero le dejaste media verga afuera

  • Cele says:

    Quisiera algo contigo

    Embed