A falta de macho que me lo abra, yo solita me meto el puño en la papaya

9 min 64 Visitas
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (4 votos, promedio: 2,00 de 5)
Cargando…
Descripción

Desde que llegué a estas tierras mexicanas me la he pasado
soltera, no se porqué pero aunque los hombres no dejan de voltear a verme en
las calles, debido a las faldas cortitas con las que presumo mis nalguitas y
las blusas sin sostén con las que enseño mis pezones erectos y buena parte de
mis ricas tetas morenas, los machos se excitan cuando me ven pasar y voltean la
cara para verme, pero las cabronas de sus esposas guangas los tienen bien
cuidados y los pinches mandilones no se atreven a cogerme. Mi chocho necesita
ser exprimido todos los días o me vuelvo loca, así que subo uno de mis vídeos
dedeándome rico a ver si otro hay que sí se atreva a darme verga