Arreando a mi amiga gordibuena a tragar más verga con unos buenos manotazos en sus pinches nalgotas enormes que me prenden un chingo.

5:49 1885 Visitas
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando…
Descripción

¿Cómo no acabar garchándome a tremendo par de nalgotas de hembra que esconden un culito limpiecito, rosado y apretado, al que por cierto estoy preparando para desvirgar? Será muy mi amiga, pero antes que mi amiga, es toda una mujer bien cachonda y putita. Lo sé porque no hay semana que pase que no me platique de sus aventuras sexuales con varios hombres. Pensé que sólo sería mi amiga y que ella sólo me veía como tal. Pero en una ocasión nos pasamos de copas y, antes de darme cuenta, ya estaba en su entrepierna chupando y lamiendo desesperado los jugos que no dejaban de salpicar las sábanas de lo excitada que estaba.