Con mi fierro destrozando su culo rosado y mi leche bañando su cara de zorra, mi tía evita que el pendejo de su esposo se dé cuenta que me la cojo.

4:25 1159 Visitas
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando…
Descripción

Mi sexy tía me sedujo un día que me cachó con la verga parada morboseando su culo sabroso mientras estaba empinada limpiando un mueble. Fue directo a mi palo erecto y me bajo el short y comenzó a mamarlo tan sabroso que le boté toda la leche en la cara mientras ella dedeaba su panocha húmeda bajo su falda. Desde entonces me llama cuando mi tío sale a trabajar para que vaya a romperle su culo vicioso. Sólo una vez a la semana me deja comerme su panocha para que no quedé muy abierta y mi tío no se dé cuenta, pero como él no le pide el culo, no hay pedo en que le zampe el chorizo ahí siempre que quiera.