Cuando le dejé ir toda la verga hasta el fondo, la morra ya se estaba rajando, pero luego de un rato de estarla bombeando, se corrió bien chingón la putita.

1:47 1873 Visitas
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, promedio: 1,00 de 5)
Cargando…
Descripción

Al principio, la chava se hacía la muy lanzada, que todo le valía madres y que le entraba chido al desmadre y no se agüitaba. Le dije que tenía gorda la reata y que ya había lastimado a otras chavas que igual se relamían los labios cuando me veían el fierro y que al final no aguantaban cuando se le atoraba mi cipote en la panocha, pero a la vieja le valió madres y comenzó a calentarme con mi fantasía más cachonda: que se metan mi verga entre las tetas y me pajeen con sus melones hasta dejárselas bien lechosas. Pero cuando al fin la empiné y se la metí de un jalón, tremendo grito que pegó, y ya hasta se andaba zafando, pero la agarré para que no se saliera y le di su buen par de nalgadas para decirle que si eso quería que se aguantara. Al fin hasta se corrió la muy putita.