Dándole dura a regia por el culo, un amigo y su vecino se juntan para penetrar a la santísima puta.

6 min 931 Visitas
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando…
Descripción

Los amigos hoy en día se pueden encontrar dónde uno menos se lo imagina; en el taxi, en el metro, y sí, a un lado de tu casa. Resulta que ésta cabrón se empezó a llevar bien chingón con su vecino, y pues ni pedo, a contarle sus cosas. Descubrieron, los dos, que estaban bien pinches calientes por la puta del depa del piso de abajo, así que la invitaron a comer, ya saben, con el fin de ver su cuerpazo, no pasó mucho rato, cuando la pusieron de a cuatro, y órale, a romperle el culo a la zorra, vaya amigo que se consiguió el wey.