Dejé a mi sabrosa hermanita chorreando leche calientita por la panocha recién estrenada el día de su cumpleaños.

1:01 1665 Visitas
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando…
Descripción

Mi hermanita se la pasaba todo el día parándome la verga: le encantaba bailarme pegando la cola, se sentaba en mis piernas meneando el culote y puterías por el estilo. La respeté por un tiempo, pero apenas estuvo en edad, le dije que tenía un regalo de cumpleaños para ella en mi cuarto. Cuando entró a buscarlo cerré con llave y me saqué la verga. Al principio no quería mamarla pero apenas probó sus jugos se envició la putita y comenzó a lamerlo como una paleta hasta casi hacerme venir. Entonces la voltee, le levanté su colita rosada y que le quito la virginidad a la putita, apretaba bien rico, estaba tan caliente que no aguanté y le solté la leche dentro. A ver si no me hace un hijo mi hermanita jajaja