Dice el dicho que la ropa sucia se lava en casa y yo opino lo mismo

6:19 1301 Visitas
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando…
Descripción

Hace unos días mi tía llegó a la casa llorando porque su esposo le había pedido el divorcio. Buscando a mi mamá, se dio cuenta que no estaba y yo tuve que consolarla. Me empezó a platicar de cómo es que los problemas empezaron y cómo él la empezó a descuidar. Sinceramente todo eso a mí me daba igual, por lo único que me importa era por las tetas que se le lograban ver por debajo de su blusa escotada. Muy probablemente ella notó hacia dónde iban dirigidos mis ojos porque enseguida cambio su voz y se hizo hacia adelante para que le pudiera ver mejor sus tetas. Está de más decir que le di su dotación de verga a mi tía puta.