Es una sexy policía cabrona en la calle pero es mi perra sumisa, obediente y putona cuando le abro la panocha en la cama.

8:14 1061 Visitas
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando…
Descripción

La conocí en Internet y me dijo que era policía. Le dije que lo probara y llegara uniformada. Cuando la vi entrar con sus curvas de hembra ataviadas en su uniforme, me excité un chingo y le pedí sus esposas y su macana. Con la macana le di unas nalgadas que la hicieron aullar y le dije que pusiera las manos atrás para que la esposara. La zorra obediente aceptó y la esposé, la puse en cuatro y le zampé la verga hasta el fondo de una estocada mientras la tenía firmemente agarrada de las esposas y le daba macanazos en su culote sabroso hasta dejárselo rojo. Desde entonces se ha vuelto mi esclava y me la cojo cada vez que puedo.