Esta españolita sabrosa nunca había sentido el picor de un chile ancho mexicano en la panocha y empapó toda la cama con la megachorreada que soltó.

2:59 1392 Visitas
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando…
Descripción

Para los que no lo sepan, aquí en Cancún las turistas europeas y gringas se pasean por la playa sin bikini, liberando sus ricas tetas que saltan de un lado a otro para atraer la mirada de todos los machos que estamos a la caza de una buena hembra en celo con la cual pasar la noche en su cuarto de hotel. Siempre pasa lo mismo, vienen buscando sangre caliente latina, porque les han dicho que somos bien sexosos, y una vez que comprueban lo rico que la metemos y lo aguantadores que somos los mexicanos, se vuelven adictas a tener un buen trozo de chorizo nacional entre las patas. A veces hasta te pagan para que sigas bombeándoles la panocha como no saben hacérselo ahí de dónde viene las güeras.