Estaba ebria y caliente sin verga que me complaciera, decidí llevarme a dos compañeros de trabajo al primer motel de paso en Polanco.

1434 Visitas
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando…
Descripción

Eran tantas mis ganas de coger que era momento de experimentar con dos hombres a la vez, mientras uno me chupaba las tetas el otro por atrás intentaba meterme su verga, no sabía cómo moverme pero ellos se encargaron de complacer toda la putería que tenía, me pusieron de perrito mientras mamaba una verga la otra está entrando y saliendo de mi panocha, cambiamos de posición acostada sobre la cama casi a la orilla de la cama me mete su verga por mi ano y me hace gritar mientras la otra verga me la metan a la boca y con sus manos grandes me empieza a dedear, ya es demasiado caliente estar así que me vengo dos veces seguidas mis gritos de placer son demasiado, al finalizar los dos se vinieron en mi boca ya no supe a quien pertenecía cada sabor de mecos.