En esa oficina donde trabajaba se forjaban muy buenos lazos entre compañeros

10 Visitas
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando…
Descripción

Pasar tanto tiempo en la oficina me volvía loco, no sabía que hacer en toda la mañana cuando había un montón de informes por leer que prácticamente nadie quería revisar, me gustaba visitar alguna compañera en algún cubículo y con quién más interactuaba se trataba de una mujer casada, parecía la esposa modelo, casi de película, tenía un montón de fotos familiares en su cubículo pero sabía su secreto y lo mucho que le gustaba la verga, no pude evitar coquetearle y con el tiempo ella cayó ante mí; le dijo al marido que iría a tomar un café con sus amigas, un clásico de fin de semana y llegó a un motel para pasar un buen rato conmigo.