Fui a beber con mi compadre y cuando llegué mi vieja me esperaba para coger

12 Visitas
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando…
Descripción

Me había ido a chupar con mi compadre y otros amigos, era fin de semana y una buena noche para estar con los vatos que han estado desde hace mucho tiempo a lo largo de mi vida, la mayoría ya se habían casado, otros ya se habían divorciado, yo no podía serle infiel a mi vieja porque la amaba y nadie más cogía como ella; cuando llegué a la casa ya medio pedo prendí la luz y ella me dijo que tenía ganas de coger, se encueró y se puso a cuatro patas, me bajé el pantalón y me quité la camisa para meterle la verga, eso le encantaba a la cabrona, estaba tan húmeda que se notaba lo mucho que había deseado el sexo.