La Jesenia me debía unos billetes y como la verguenza la ganaba decidió que ya era hora de pagarme aunque fuera con sus nalgas

904 Visitas
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando…
Descripción

Cuando le presté ese varo le dije que no tenía prisa de que me lo regresara, pero hace unos días que tuve unos inconvenientes le pedí que se pusiera las pilas porque yo ya quería ese desmadre. Ya después salí de mi apuro pero la Jessi se quedó con la verguenza de que le había cobrado, y como ella es tan orgullosa no soportó más y me pasó sus nalgas como paga, yo sin necesidad de billetes en efectivo pues las acepté