La putita quiere sentir un buen trozo de chorizo destrozando su papaya caliente mientras se traga mi verga, ¿quién se apunta?

5:13 1498 Visitas
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando…
Descripción

Conocí a esta hembra caliente en la fiesta de quinceaños de mi prima Sandra. Se le veía que era una putita fácil en el vestido cortito que traía puesto, que dejaba ver sus piernas largas y carnosas e, incluso, si uno tenía suerte podía ver el nacimiento de sus sabrosas nalgas cuando giraba para bailar con el macho que en ese momento estuviera disfrutando de la sabrosísima vista de sus tetas grandes y gordas que parecían querer escapar de su escote apretado. Conforme avanzó la fiesta y la vieja se fue empedando, pude llevarla a solas y terminé fajando con ella en el coche. A la mañana siguiente me envió un mensaje diciendo que la había dejado caliente y que fuera a cogerla. Pero ahora ya no le basta un chorizo y quiere que entre dos nos la cojamos.