La tía madurita de mi vieja se traga mi sable mejor que ella

31 sec 76 Visitas
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando…
Descripción

La neta es que las maduritas siempre me habían llamado un
chingo la atención, pero nunca me había atrevido a meterme con una porque sabía
que mis cuates se iban a carcajear de mí si se enteraban de mis gustos, así que
he tenido puras novias de mi edad. Pero uno no puede escapar a su destino y sus
demonios, porque resulta ser que mi vieja tiene una tía que es bien putona y
que es tan adicta a la verga que no respeta ni al novio de su sobrina, porque
desde que me conoció me untó las nalgas para excitarme y pues finalmente pude cumplir
mi fantasía de chingarme un culito maduro que descubrí que aprieta y se menea
más rico que el de mi morra.