La vecina mama sabroso la verga para dejarla bien lubricada y zampársela hasta el fondo de su pucha caliente y viciosa.

10:44 1093 Visitas
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, promedio: 3,00 de 5)
Cargando…
Descripción

La vecina no tenía dinero para pagarme la tanda, pero sí tiene tanto fuego en la panocha que hasta le quedé a deber. Chupó bien sabroso mi palote, lamiendo la cabecita como toda una putita profesional y haciéndome soltar juguito para lubricarle la papaya. Movía mis huevotes con sus dedos y también se los llevó a la boca, succionándolos tan bien que casi me exprime la leche. Pero aguanté chingón y pude llenarle la concha de zorra con mi macana.