La vecina metía todos los días hombres a su casa, así que un día que andaba caliente fui a darle reata y la neta se le nota la experiencia a la putita.

3:16 919 Visitas
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando…
Descripción

Para ser sincero, lo mío, lo mío, lo mío, son las niñas bien, de buena casa y muy tranquilas, porque me prende un chingo ver sus caritas inocentes asombrarse cuando ven mi verga, o hacer muecas de dolor y de placer mientras las penetro salvajemente con mi fierro. Por eso no me había fijado en la vecina, que es medio rara pero a la cual, pude fijarme bien, nunca le hacían falta hombres en la puerta. Se notaba que es bien putona porque muchos solían repetir pero siempre había diferentes, era todo un caso. Pero como este último mes no había conseguido una nueva putita a la cual estrenar, agarré y me cogí a la putita de mi vecina que me deslechó bien sabroso, usando toda su experiencia para exprimirme la verga con sus buenas mamadas y apretadas de chocho.