Literal, le metí el pepino a la zorrilla calenturienta de mi amiga para prepararla para sentir dos vergas a la vez en la panocha.

9:48 1225 Visitas
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando…
Descripción

Somos amigos sexuales y nos encanta explorar todos los tabúes y límites morales del sexo. Últimamente se le alborotó la hormona a la chava y le dio por querer sentir dos vergas a la vez, peleándose por entrar al mismo tiempo en su panocha. No sería la primera vez que comparto a la vieja con otro vato, pero normalmente nos limitábamos a que él le bombeara el chocho mientras ella me chupaba la verga hasta tragarse mi lechita, pero ahora es diferente. Lo que ella quiere es que mi verga y la de otro wey le destrocen la cuquita y se la dejen tan abierta que quepa mi puño en ella, así que la voy preparando con mi pepino y una verga. ¿Quién se apunta?