Me prendió tanto ver mi leche chorreándole del culo luego de la tremenda cogida anal que le metí, que se me puso dura de nuevo y la tuve que culear otra vez.

3:35 1218 Visitas
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando…
Descripción

¡Y la neta la segunda vez también se sintió bien chingón! Más sabroso que metérsela por la panocha… ¡y eso ya es mucho decir! La neta tiene una cuquita bien sabrosa, todavía aprieta rico y todo, pero tenía unas ganas demoníacas de zampársela por el culo, que cuando me dijo que quería irse de vacaciones a Mazatlán, le dije que yo pagaba todo si se empinaba para que pudiera metérsela por el ano hasta dejárselo bien preñado. Como es medio interesada mi vieja, aceptó en chinga y luego hasta gusto le agarró, tanto que con la fuente interminable de lubricante que le emanaba de la panocha me humedecía la verga para seguírsela metiendo por la colita que le quedó bien roja y abierta.