Mi compañera chilanga me cuenta que si es malo que sea una hambrienta de vergas en su boca y yo le digo que no y hasta le ofrezco la mía para que se la coma

0:59 758 Visitas
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando…
Descripción

Mi compañera chilanga del trabajo es toda una zorra hambrienta de vergas. Esto lo descubrí el otro día cuando fui a su casa a terminar un proyecto muy importante que teníamos. Después de terminar el proyecto, me preguntó si podía preguntarme algo. Yo le respondí que por supuesto que sí. Fue entonces cuando la muy zorra se reveló ante mí y me confesó que desde hace un buen rato no había tenido novio y que la verdad últimamente había estado muy caliente en el trabajo, tanto que hasta había pensado en cogerse al jefe. Yo le dije que, como un buen compañero, estaría dispuesto a bajarle esa calentura con mi buena y parada verga en su rica panocha. La muy zorra estaba muy agradecida.