Mi maestra de Matemáticas gime y aúlla como la perra que es, pero se sigue clavando mi fierro hasta el fondo de su culo caliente.
⇓ DESCARGAR VIDEO
Mi maestra de Matemáticas gime y aúlla como la perra que es, pero se sigue clavando mi fierro hasta el fondo de su culo caliente.

Reprobé álgebra diferencial en la Facultad y tuve que pagarme unas clases extras para pasar el extraordinario. Así que un amigo me recomendó a esta maestra y comencé a ir con ella. Desde que la vi supe que era una madurita en busca de verga joven, así que apenas estuvimos solos en su casa aproveché y le robé un beso. Al principio se resistió, pero terminó por aflojar y empezó a jalarme la verga sobre el pantalón, haciendo que lubrique bien rico con un montón de jugos para ensartarle la panocha, pero la perra resultó más caliente de lo que pensé y solita se empinó para que me la clavara por el culo blanquito y experimentado que no tardó mucho en exprimirme la leche con los deliciosos apretones que me daba con su colita. Por cierto, pasé la materia.

Ver comentarios

Comentarios

The comments are closed

Embed