Mi morra le contó a sus amigas lo rico que le doy verga. A la más puta de todas se le antojó y vino a verme para que la culeara sabroso.

4:36 1617 Visitas
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando…
Descripción

Me caían mal las amigas de mi vieja porque son bien zorras, pero al final terminé ganando. Resulta que mi morra andaba de chismosa contando lo rico que le abro la panocha con mi palo hasta hacer que se venga a chorros. No faltó entonces la más puta del grupo, a la que se le mojó la panocha imaginando que me la cogía a ella, y pasó a la acción. Vino a mi casa, empezó a insinuarse y pues, ¿a quién le dan pan que llore? Comencé a arrancarle la ropa en mitad de la sala y morder sus tetas hasta hacerla gemir. Empecé a untar mi verga erecta sobre sus pantis, que ya estaban bien mojadas de lo caliente que estaba la vieja, y la zorra comenzó a gritar de placer diciéndome que por favor se la ensartara ya. La neta, coge mejor que mi morra.