Mi morra se corre chido y moja la cama mientras le baño las tetas de leche caliente luego de una rica mamada.

4:41 1358 Visitas
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando…
Descripción

Nada prende más chingón a la tetona caliente de mi vieja que comerse mi pepino venudo mientras se dedea la guajolota como loca para exprimirse todo el delicioso jugo de papaya. Por supuesto, a mí me encanta ayudarla a cumplir cualquier fantasía que tenga y que la ponga más cachonda y más putita para que yo la disfrute a plenitud. Por eso, aunque normalmente se traga enseguida mi leche recién ordeñada y no deja que se derrame ni una gota de su boquita roja y suave, perfecta para succionarme los mecos, esta vez le cumplí el capricho de aventarle la leche sobre sus chichotas que me prenden como loco.