Mi novia y yo buscamos un buen chile aguantador

46 sec 83 Visitas
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando…
Descripción

Lo primero que tiene que entender el vato que quiera unírsenos
es que nosotras somos y siempre seremos lesbianas. Nos gusta el chile porque
nos exprime chingón, pero hasta ahí. Yo soy y seré para toda la vida adicta a
la panocha. Lo soy desde morra y nunca preferiré el sabor de la banana a al de
una hermosa papaya olorosa, entre más fresca mejor, soltándome sus deliciosos
jugos en mi lengua mientras exploro los rinconcitos más sabrosos de mi morra.
Si eres capaz de entender eso, entonces estamos dispuestas a convertirnos en un
par de putas bugas por una noche de placer que saciará todas tus fantasías más
cachondas, sin compromisos pero con un par de tortilleras que saben disfrutar
del sexo sin pedos mentales.