Mi vieja juega a ser mi putita sumisa y se pone en cuatro para tentarme con su culo goloso el día de nuestro aniversario.

9:43 83 Visitas
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando…
Descripción

A mi vieja le gusta complacerme, y el sexo no es la excepción. Desde hace rato sabe que tenía la fantasía de cogerla como mi perra sumisa y la putita obediente que quiero que sea. Así que para nuestro aniversario, la golfita se consiguió lencería bien pinches sexy y, para cuando llegué del trabajo, la encontré empinadota sobre la cama mostrándome el culo y antojándome sus agujeros. A un lado estaba el cinto y un par de esposas, para que la volviera mi esclava obediente y sumisa. Nuestra vida sexual se ha puesto más chingona y ha servido para que mi perra sepa todo el tiempo cuál es su posición y cómo debe portarse ante mí.

  • Geros
    Alguien q quiera acer cochinadas hoy