Mi vieja se chorrea en mi boca mientras le meto la lengua en la panocha para calentarla antes de ensartarle la reata.

4:04 105 Visitas
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando…
Descripción

Me gusta consentir a mi vieja antes de meterle brutalmente mi vergota en su panocha, por la vieja sabe ser una buena putita y aprieta chingón mi fierro cuando la penetro. A veces le hago un masaje por la espalda, que inevitablemente termina en una mamada de culo que la pone bien cachonda y que a mí calienta un chingo de ver cómo abre y cierra su culito conforme se aproxima su orgasmo. Otras veces, prefiero comerme sus juguitos de hembra, con su sabor intenso y oloroso que son mi mejor droga y que me ponen todo excitado y son el preámbulo a uno intensa sesión de sexo caliente.