Mostrando sus coquitos a su mejor amigo; ella creía que era gay, pero que confundida estaba, el wey se la chingó horas después; por pendeja le pasa.

2 min 972 Visitas
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando…
Descripción

La pendeja creía que no pasaría nada por mostrarle sus pinches tetotas de Sabrina Sabrok a su mejor amigo, al fin y al cabo ella creía que el wey era maricón; pues que pendeja. El wey nada puto, ni nada pendejo se dió el espectáculo de su vida, una morra con unas pinches tetazas bien sabrosas, y sólo para él, seguramente cuando se enteren sus amigos se va a volver la envidia de toda la universidad. Pobre zorra pendeja, lo que le pasa por suponer mamadas.