Mucha paciencia y un buen pomo de alcohol fueron lo que necesité para que al fin las nalga de Erandy pudieran recibir mi verga
⇓ DESCARGAR VIDEO
Mucha paciencia y un buen pomo de alcohol fueron lo que necesité para que al fin las nalga de Erandy pudieran recibir mi verga

Esta zorra la conocí cuando entramos recién a la escuela. Ya cuando agarramos confianza empezamos a salir, aunque no de novios, nada más de compas. Seguido nos íbamos a chupar a su casa o a algún bar y yo siempre acababa bien caliente porque la neta se me antojaba un chingo la morra, pero nunca se me hizo, hasta la semana pasada, después de 2 años de intentar y no rendirme, le invite un pomo que la dejó bien noqueada, ya cuando se dió cuenta ya estaba pujando que le diera más

Ver comentarios

Comentarios

The comments are closed

Embed