Pfff… ¡qué rico me comí este hermoso chile ancho, venoso y moreno! Me bombeaba tan sabroso que casi me desfonda la colita.

2:08 1876 Visitas
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando…
Descripción

¿Quién tiene verga gorda y cabezona, y le gusta el sexo anal? Es que mi novio se fue de intercambio a los Estados Unidos por un año y ya me dejó bien desesperada por seguir sintiendo una buena herramienta de hombre entre mis patitas, jugando con mi culito. Nunca pensé que fuera a gustarme tanto, pero la sensación tan extrema que tengo cuando siento a mi hombre cimbrándome el culo como todo un toro salvaje mientras me hundo un vibrador hasta el fondo de mi panocha, llenando mis dos agujeritos de placer, se ha vuelto toda una adicción para mi panochita, que extraña las guarradas que mi novio me enseñó a hacer y que, si me dejas tu contacto, también puedo enseñarte a ti.