Pobrecita mi gatita, por más que intenta comerse todo mi chorizo, está tan gordo que se asfixia, pero aun así lo mamaba bien sabroso.

1:45 1102 Visitas
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, promedio: 3,00 de 5)
Cargando…
Descripción

Era la primera mamada que daba en su vida esta putita. Debo decir que para ser la primera chupada de huevos que alguna vez pega la vieja, lo hace muy bien, como que viene ya putita de nacimiento, porque me hizo botarle toda la leche caliente en la boca. Otras viejas que han chupado de mi biberón nomás no le agarran la onda a cómo chuparme la reata para ordeñarme como se debe. Pero esta golfita tiene un don natural y, aunque se atragantaba cuando intentaba tragarse todo mi pito, succionaba y lamía tan rico que tuve que decirle que parara varias veces para no aventar los mecos demasiado rápido y quedarme sin estrenarle también la panocha.