Podía meterle el puño de lo abiertote que le dejé el culo con la salvaje cogida anal que le metí a esta putita jarocha.

4:39 1338 Visitas
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, promedio: 4,00 de 5)
Cargando…
Descripción

Claramente recuerdo cómo la putita gritaba y gemía que le diera más duro, que le destrozara el culo con mi verga hasta dejárselo bien preñadito. Es cierto que le pagué a la putita, pero creo que nunca se había chorreado de un modo tan intenso con un cliente la golfa, porque podía notar cómo su culo apretaba fuertemente mi verga cada vez que la putita se corría sobre la cama. Siempre había tenido ganas de chingarme un culito apretado y virgen hasta desfondarlo a punta de reatazos, y la neta, con las putitas calenturientas y bien atrevidas de Veracruz pude al fin disfrutar de las delicias de un anito estrujándome la verga para exprimirme hasta la última gota de semen, pienso volver al puerto apenas pueda.