Recién cumplí los dieciocho y mi jefe me regaló una noche enterita con una puta deliciosa y bien culona que escogí en el putero.

7:32 579 Visitas
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando…
Descripción

Cuando la vi formadita con el resto de las putas me quedó claro que la zorrita con la que quería perder la virginidad era esta sabrosona güerita que aunque esta flaquita tiene unas nalgotas bien carnosas y que suenan chingón cuando rebotan mis huevos con su culo mientras la penetro. Mi jefe es la ley, neta, ya me venía prometiendo desde hace meses que iba a poder cogerme a la vieja que yo quisiera y cumplió. El pobre se quedó sin lana porque me llevé a una de las más caras y ya no pudo chingarse él también a una de las golfitas de la casa, pero estaba contento de ver que su hijo mayor ya es un hombre hecho y derecho.