Se chingan a puta bien enferma de Iztapalapa, era toda una sabrosurita adicta a la verga, bien adicta a chingar, vaya, eso, una pinche puta zorra.

1 min 23 seg 1636 Visitas
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando…
Descripción

No falta el cabrón bien asqueroso que quiere chingarse a la que sea aún la cabrona tenga hasta sifilis. Pues éste es uno de esos; se encontró a una putita, vaya, no tan rica, por ahí en Iztapalapa, y le pidió que se la mame sin piedad, lo que el cabrón no se esperaba es que la pinche puta le diera la mejor mamada de toda su puta vida, el cabrón se quedo cuadrado de que tan buenos chupos le habían dado, toda una putita de calidad.