Se enamoró de mi vergón la putita infiel de la vecina y es adicta a exprimírmela y saborear mi leche caliente cuando me vacío en su boca.

4:56 1656 Visitas
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, promedio: 3,00 de 5)
Cargando…
Descripción

Un día estaba apretándole el pescuezo al ganso bien a gusto en mi cantón, viendo una porno de la sabrosa de la Khalifa, cuando escucho que llaman a la puerta. En chinga me puse un short y fui a abrir. Era la sabrosa vecina de enfrente, que venía a preguntarme si tenía lo de la tanda. Pero la vieja se cortó a mitad de la oración porque vio el tamaño de mi vergota que seguía bien parada bajo mi short y seguía bien dura. Hasta brinquitos daba y ya hasta estaba manchado de mis líquidos. Me quise tapar, neta que no me había dado cuenta que estaba como burro en primavera, pero la vieja se puso recaliente, me empujó dentro de la casa y se bajó a darme tremenda mamada.