Se me hicieron conocidos los gemidos de placer que venían de los baños y me asomé para descubrir a mi hermana clavándose la reata de un desconocido.

00:43 1360 Visitas
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando…
Descripción

En realidad es más bien mi medio hermana, es hija de mi padre con otra mujer y, por alguna razón, mis jefes creyeron que era buena idea que pasara más tiempo con ella. La neta yo no quería estar mucho tiempo con ella, no porque no me caiga bien, sino porque me prende un chingo con su culote sabroso. Además la morra no me ayuda porque una noche sí y otra también se mastruja la panocha en su cuarto y, como mi cuarto está contiguo al suyo, escucho sus gemidos de placer mientras me jalo la reata. Pero el colmo fue el sábado pasado que la encontré dándose unos buenos sentones en la verga de un vato que apenas conoció. Me prendió un chingo verla tan puta y, sobre todo, darme cuenta que estaba dispuesta a coger con quien sea para satisfacer su panocha golosa.