Sometiéndola en su propia cama mientras muerde la almohada

7 min 66 Visitas
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (2 votos, promedio: 4,50 de 5)
Cargando…
Descripción

La morra con la que estoy saliendo por suerte sabe llevarme
el paso con mi calentura y no he tenido que buscarme una capillita hasta ahora
para saciar mis inacabables instintos sexuales. El único pedo es que ni yo ni
ella tenemos casa sola para vaciar nuestras ganas cuando se nos enciende el
bóiler y normalmente tiene que empinarse a mamarme la verga en algún parque
público y aguantarse que le aviente los mecos en la cara para luego lavársela
con una botella de agua. Pero esta vez que fui a visitarla a su cantón y nos
ganó la calentura, aunque sus jefes estaban en la casa la empiné pero la vieja
no se callaba así que le di duro mientras le tapaba la boca con la mano y con
la almohada.