Su marido se la penetra salvajamente, la pendeja no estaba preparada para tanta reata y se pone a gemir como puta en celo.

3 min 2043 Visitas
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando…
Descripción

La pendeja de Mary nunca le habian dado por el culo, y pensó que era una pendejada, que ni dolía, pues para quitarle lo pendeja, su novio se la penetró salvajemente, ella no se esperaba que su novio tuviera tan grande la reata, y pues se puso a gemir como puta en celo cuando no logró ensanchar bien el culito. Seguramente eso prendió más a su novio, y pues más rápido se la chingó, el caso es que una quedó con el culito lastimado y el otro bien pinche contento de tanto coger.