Todavía está chava, pero ya se escapa de la escuela para venir a tragarse mi lechita caliente como toda una putita cachonda

1:12 1390 Visitas
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando…
Descripción

Como de costumbre me paré frente a su escuela para morbosear los culitos jóvenes y frondosos de las putitas que van con sus falditas apretadas para dejar ver sus ricas piernotas y sus dulces nalguitas morenas. Vi que esta hermosa morrita se acercaba solita y se me quedaba viendo, así que me saqué la reata que ya estaba bien dura y babeando para que pudiera ver cómo me tenía. En cuanto se aproximó lo suficiente para ver mi chilote, se le pelaron los ojos del puritito antojo y hasta se mordió los labios para excitarme más. Abrí la puerta del coche y, sin decirle nada, solita se subió y apretó mi verga, vio salir una gotita de lubricante de la punta, pasó el dedo por mi cabeza roja para agarrarla y se la llevó a la boca para chuparla.