¡Vine buscando cobre y encontré oro! Invité a salir a la morra pero antes de darme cuenta ya la tenía patitas al hombro y gimiendo mientras pedía más verga.

13:33 1485 Visitas
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (3 votos, promedio: 3,67 de 5)
Cargando…
Descripción

Me hice amigo de esta hermosa cajerita del Oxxo que está a dos esquinas de mi casa, y la neta me encantaba verla reír. Además se maquilla bien bonito y comencé a hacerme unas buenas chaquetas imaginando que metía mi verga entre las hermosas tetas de hembra caliente que se le asomaban a la hermosa chavita en medio de su blusa de trabajo roja. Así que me armé de valor y la invité a salir. Para mi sorpresa, aceptó a la primera, bien feliz, y yo me preparé como loco para nuestra cita. No quería arruinarlo, y resulta que salió mejor de lo que pensé. Esa misma noche, nos fuimos a bailar, y ya la tenía restregándose en mi verga dura. Nos calentamos un chingo y terminé llevándome a un motel para coger bien sabroso. Ahora es mi vieja y me exprime la leche a diario.